Sí es posible utilizar algún medicamento inmunoregulador (avonex, betaseron, copaxone, imuran, prednisona, etc.), para esto consulte a su médico. Cambie sus hábitos alimenticios; lleve una alimentación sana (muchos vegetales y frutas) y baja en grasas saturadas y elimine las sustancias tóxicas (cigarrillos, alcohol, metales en los desodorantes, etc. y suplementarse con vitaminas y antioxidantes para evitar la degeneración del organismo. Debe evitar a toda costa la FATIGA y el ESTRÉS. Estos son los principales activadores de la enfermedad. Por eso es bueno acomodarse lo más que pueda y alejarse de aquellas personas o cosas que le producen estrés y ansiedad. DÉJESE AYUDAR, RECUERDE QUE LAS COSAS YA NO SERÁN COMO ANTES, PERO PUEDEN ESTAR MEJOR DE LO QUE SE IMAGINA.
Es imposible predecirlo. Todos los casos de E.M. son diferentes. Por ejemplo, algunas personas con el tiempo no pueden caminar, mientras que otras tienen síntomas leves y muy poca o ninguna discapacidad.
Sí. En el caso de las mujeres está descrito que el aumento del estrógeno durante el embarazo detiene el avance de la EM, aunque después del parto suele experimentar un brote o recaída. Por esto es conveniente que la pareja converse sobre la decisión de tener familia y se programa en función de lo que esta decisión conlleva. Si la esposa está llevando un tratamiento, debe consultar con su médico y comunicarle su decisión de embarazarse, para que éste le de las indicaciones de lugar. En cuanto a los hombres, en algunos se produce impotencia sexual que puede ser resuelta con algunos medicamentos como por Ejm.: Sildenafil (viagra) pero esto debe consultarlo con su medico.
Nadie puede predecir con exactitud el curso que tomara cada caso de E.M. En algunas personas disciplinadas en términos alimenticios, suplementarios, terapéuticos, etc. se han visto progresos, con respecto a la desaparición de algunos síntomas importantes.
Muchas de las personas con esclerosis múltiple pueden disfrutar una vida sexual normal, otras presentan algunos problemas. La clave es la comunicación abierta y la flexibilidad en las expresiones sexuales.
Las personas con esclerosis múltiple pueden sufrir cambios de humor, sentirse confusas, ser olvidadizas, sentirse deprimidas.
Hasta este momento, según los estudios realizados podríamos decir que NO. Aunque, la persona cuyo padre o madre tenga esta enfermedad es más propensa a desarrollar la misma, que una persona que no tenga parentesco con nadie que la posea, siempre y cuando haya uno o algunos de los factores que supuestamente desencadenan o causan la EM.
Algunas personas son mas propensas que otras, la edad promedio para el primer ataque es entre los 20 a 40 años de edad; es mas común en mujeres que en hombres. Según los estudios es más frecuente en Europa septentrional y en norte América que en África o latino América. Actualmente esos estudios han ido variando dada la gran incidencia de esta enfermedad en nuestros países.